lunes, 25 de octubre de 2010

UNA ESCAPADITA A ENIX

Pues sí, por fin pude disfrutar de una buena salida a lomos de Claudia. Esta vez, para variar, dejé atrás la costa y me encaminé hacia Enix, en la sierra.

No me gusta mucho ir por asfalto a lomos de una BTT, menos aún cuando el aslfato lo compartes con cientos de coches, pero era la única vía para llegar a Enix "desde abajo" y poder volver por un camino de tierra (vamos, la única manera para hacer una ruta circular).

Resignado, avancé entre tantos coches, camiones, motos... desde Almería hasta Aguadulce, donde me paré a hacer una compra pequeña (¡¡me había dejado los bocatas en casa!!). Tras la parada, crucé esta ciudad, totalmente volcada con el turismo (lo que se traduce en una línea de costa llena de bloques de apartamentos) y me dirigí hacia El Parador de las Hortichuelas (que, más bien, es una especie de nexo de unión entre Aguadulce y Roquetas de Mar, convirtiendo la zona en una macro-ciudad de verano). Una vez allí, tomé el desvío hacia Enix, pasé por el campo de golf de La Envía... y comencé a llanear, y a subir, y a llanear, y a subir...

La verdad es que los desniveles para llegar a Enix por carretera no son especialmente complicados (algo repetitivos), así que, llaneando y subiendo, me planté en la calle principal. El cielo estaba cubierto por un telón de nubes grises que presagiaban una tarde pasada por agua, por lo que decidí no entretenerme demasiado haciendo fotos y comenzar la bajada.
El comienzo de ésta es algo técnico, con mucha roca suelta, pero nada complicada, aunque, eso sí, como pierdas el terreno de vista, besas el suelo (el que avisa no es traidor).
Después de este primer tramo de "rally", con partes de auténtico motocross, empieza una bajada... que te lleva directamente a Almería.
Eso sí, para hacerla hay tres opciones:
Primera; bajas a todo trapo, a mitad de camino te cruzas con un quad/coche/grupo de senderistas/cabra montesa... y al hospital.
Segunda; bajas a todo trapo sólo durante ciertos tramos y, en aquélla esquina en la que no veías qué había detrás, te topas de frente con un quad/coche/grupo de senderistas/cabra montesa... y al hospital.
Y tercera; bajas sin tantas prisas, disfrutas del paisaje, los animales que puedes observar (rapaces, zorros, cabras montesas...) y llegas a Almería de una pieza y sin 061 de por medio (previo descenso a todo trapo de alguna que otra cuesta, ya sabéis, para llegar un poco antes a casa...).

A pesar de que fue una salida corta, y por una ruta que ya he recorrido varias veces este año, me divertí bastante y no sufrí en exceso. Además, Claudia se comportó como una campeona y me recordó que está en su mejor momento.

Saludos a todos y, ¡nos vemos por los caminos!

2 comentarios:

  1. Hola.
    Disculpa que te escriba como un comentario...
    Queria ofrecerte la posibilidad de intercambiar enlaces con tu blog
    Si te interesa puedes puedes poner un enlace en COCHES DE OCASION Esta abajo de todo PON TU ENLACE que está abajo del todo)
    Muchas Gracias por tu tiempo...
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. D. Francisco, muy buenas!! ¿cómo va todo?, Claudia bien por lo que leo. ¿Has pensado en algún viajecito para para el puente?
    Ah, y a ver cuando publicas el reportaje alpujareño. Me alegra leer tu blog.

    Un saludo y que todo vaya bien!

    ResponderEliminar

La vida es como andar en bicicleta.
Para mantenerte en equilibrio,
tienes que seguir moviéndote.

Albert Einstein